Fragmentos: Cosa de un momento

Una señora y un señor muy bien puestos, tradicionales hasta la médula, religiosos, convencionalistas, conservadores, y ya que estamos, de derecha.  En un mundo lleno de gente como ellos es algo inusitado que estas dos personas se hayan encontrado, dos espíritus tan parecidos. Todo sucedió una tarde, la única tarde de sus vidas en la que decidieron salir de su mundillo y probar la dulzura de la rebelión, de lo extraño, de lo diferente. Ambos no encajaban en este bar gótico, con sus camisas abatonadas hasta el cuello. Se encontraron en la barra sus miradas asustadas y un sudor frío que les caía por la frente. Se regresaron a ver, se terminaron de un trago el cóctel color sangre que tenían en las manos y se fueron al sucio y grafitado baño del bar a hacer, por primera vez para ambos, de las suyas. Y ese momento, fue concebida ella.

Goth baby girl

Advertisements