Mediados de enero, 2015

Empiece el día corriendo por la calle (literalmente, porque tiene pico y placa y no encontró taxi pronto). Usted está corriendo porque está tarde a una reunión en una Institución Pública X. Llegue sudando e intente mantener la calma cuando una burócrata le diga “¿no le llamaron? La reunión se movió a las 12” (una reunión que ha sido previamente agengada, cancelada, y vuelta a agendar más de cuatro veces, con la respectiva organización del día laboral que le supone al proveedor, en este caso, una). Coja un taxi para volverse por las mismas y prepárese para el maltrato del taxista cuando usted le dé un billete de viente (una sabe que los manes nunca tienen cambio, a pesar de que es su obligación, pero era lo único que tenía en ese momento). Quédese pendejamente absorto mientras el taxista le lanza la plata, tira la puerta y aprieta el acelerador cual diablo al que lo lleva la diarrea. Siga estás indicaciones al pie de la letra y tenga por seguro que será un día diseñado para poner a prueba su paciencia y habilidad de poner límites. Cuando el día esté listo y salga del horno, dependerá de usted si el día se quema o sólo resulta levemente salado. (Receta para 1 persona. Intolerantes a la lactosa abstenerse)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s