Feliz día dentistas!

Este es un poema que escribí para mi querida amiga Ana, quien, como ya debe ser obvio a este temprano punto del post, es dentista.

Poema del dentista

Cuando abres la boca percibo el aroma/ Por mucho que te laves los dientes antes de entrar, todo asoma/ El café de la mañana, el huevo de la ensalada / Y ese frejol, que nunca, nunca engaña/ Yo me hago la loca, y sonrío como si nada/ Al paciente, como a novio, se le quiere en las buenas y las malas/

Me río al ver sus intentos de balbuceo / Le pregunto de su vida, con con sus encias en mis dedos / ¿Cómo está tu hermano? / Grrrr, grrrr, grrr responde con ojos de dolor / mientras yo uso mi turbina sin ton ni son / Luego veo cómo se ahoga con su propia saliva / Succión! Succión! Me grito a mi misma / Pero llega la asistente y enseguida me auxilia/

Las manos del paciente se retuercen de dolor / Por mucho que yo le ponga cariño y amor / Al final del día todo se entiende / Eso pasa por no usar el hilo de dientes!
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s